Proteger la piel de la radiación solar

Comunicaciones – Farmacia La Avenida –

Adquirir conciencia respecto de los cuidados que debemos tener con nuestra piel, es un factor que puede evitar la aparición de negativos efectos para la salud derivados de la exposición solar, posibles de contrarrestar gracias al uso constante de cremas o lociones que actúan como barreras protectoras de nuestra piel.

Actualmente en el mercado existen muchos productos y presentaciones, pudiendo encontrarlos en gel, spray, loción tópica o crema. Es importante advertir que la protección que entregan los bloqueadores solares no es absoluta, dependiendo de las horas de exposición solar y de su correcta aplicación evitar un daño posterior a la piel.

 “Se recomienda utilizar de manera correcta los bloqueadores solares, sobre todo en los periodos largos de exposición al sol. Usarlos en todo el rostro, sin olvidar las orejas y la nariz, junto con intentar controlar el tiempo de exposición al sol y así prevenir su daño”, explica Miguel Cáceres Gaete, Químico Farmacéutico de Farmacia La Avenida.


Afortunadamente y a diferencia de lo que sucedía hace algunos años, hoy en día el uso de productos para prevenir el daño provocado por la radiación solar es cada vez más masivo.

Para proteger la piel de la radiación UV, debemos considerar que no todos los protectores son iguales, identificar horarios y temporadas de mayor riesgo y conocer el tiempo de efectividad de cada producto.

Ante esto, el Farmacéutico nos recomienda: “Cuidar las zonas expuestas, proteger cuello, hombros y las personas sin cabello, no olvidar la cabeza. Un factor 30 es suficiente, pero recordar que la duración de su protección varía entre 4 a 5 horas. Considerar variables como edad y tipo de piel, junto con tener en cuenta que no todos los productos son resistentes al sudor o al agua, por lo que hay que repetir su aplicación constantemente” afirma.

“Aun así, sabemos que en zonas rurales existen faenas de trabajo que involucran extensas jornadas de exposición a radiación ultravioleta, es importante conocer la disposición legal, en el caso de trabajadores y empleadores, para enfrentar el cumplimiento de medidas adecuadas de prevención. En estos casos, es necesaria la utilización de implementos extra de protección, como antiparras, gorros y mangas que protejan las zonas más expuestas, junto a una constante ingesta de agua para evitar la deshidratación” agrega.

Utilizar correctamente el bloqueador solar

La aplicación de los bloqueadores se debe realizar con mínimo 20 minutos antes de exponer la piel al sol. “Al elegir un bloqueador, este debe tener mínimo protección solar de FPS 30 o más. Para quienes necesitan una protección superior, existen las pantallas solares, estos productos se caracterizan por tener la capacidad de reflejar completamente la radiación solar, impidiendo su penetración en la piel, evitando quemaduras o insolación. Suelen ser de textura gruesa y se recomiendan en la realización de deportes o en las faenas agrícolas que involucran períodos bajo el sol” concluye.

La utilización de productos para hidratar y reparar la piel posterior a la exposición solar, junto con incrementar la ingesta de líquidos puede ser de gran utilidad en caso de quemaduras o insolación.

Cuidar nuestra piel de los nocivos efectos de la exposición al sol no es imposible. La constante revisión y alerta ante la aparición de lunares, además de la protección diaria aplicando bloqueadores solares en las zonas expuestas, son acciones que debemos incorporar en nuestra vida diaria para evitar sufrir patologías graves a la piel, como melanoma o cáncer.

Leave A Reply

Su dirección de correo no se hará público.